inventario en tiempo laboral

Cómo hacer bien un inventario de empresa

Cómo hacer bien un inventario de tu empresa, y no morir en el intento. Te damos algunas claves y consejos para optimizar el tiempo y sea muy facil gestionarlo.

Como en estos días en Tiempo estamos actualizando nuestro inventario de productos de vestuario laboral hemos decidido compartir con vosotros unos trucos y consejos sobre este tema que creemos que os pueden servir de gran ayuda. Sea cual sea el tipo de negocio, es fundamental tener un inventario actualizado para, aparte de saber qué es lo que tenemos en nuestro almacén, evitar pérdidas.

Simplificar el proceso para hacer un inventario es más fácil de lo que piensas. Realizar un inventario completo una o dos veces al año es absolutamente esencial para minimizar pérdidas en negocios minoristas y mayoristas, y además, tendremos a nuestros contables contentos.

No obstante, un inventario puede consumir mucho tiempo, agotar la energía y frustrar. Sin un plan claro, te enfrentas a cometer muchos errores, como un conteo excesivo o insuficiente, que puede suponer grandes pérdidas económicas.

Entonces, ¿cómo te mantienes organizado y haces las cosas rápidamente?

Al final lo más importante es la buena organización y planificación.

Un inventario puede consumir mucho tiempo y frustrar. Sin un plan claro, te enfrentas a cometer muchos errores que pueden suponer grandes pérdidas económicas.

Desde Tiempo queremos darte unos consejos para hacer un inventario fácil y rápido, y que todo vaya bien.

inventario en tiempo laboral

1. Programa los inventarios:

Trata de encontrar un momento que funcione para ti y tu equipo pero que no perjudique ni cause pérdidas y trastornos en el negocio. Lo conveniente es hacer el inventario cuando hay poca actividad en tu sector, temporada baja o de pocas ventas.

2. Limpia y organiza tu almacén:

Un almacén limpio y bien organizado facilitará encontrar y contar las existencias para reducir la posibilidad de un error de recuento. Además contribuirás a que tu equipo se sienta cómodo y evites accidentes laborales. Otra medida que debes tomar para que el proceso de inventario sea más eficiente consiste en crear secciones bien definidas, etiquetando las estanterías en las que se almacenan las existencias, y cada paquete que identifique claramente lo que hay dentro.

3. Organiza las herramientas antes de tiempo:

Antes de comenzar el proceso de inventario, asegúrate que todos tienen las herramientas que necesitan para hacer el trabajo. Evitarás contratiempos que te hagan perder tiempo.

4. Utilizar sólo datos de inventario actualizados:

El objetivo de una evaluación completa es obtener un recuento exacto de las existencias para que puedas compararlo con los datos de inventario existentes. Por lo tanto, asegúrate de excluir los artículos que ya se han facturado a los clientes pero que aún no se han enviado, así como las materias primas que han llegado pero que todavía no se han ingresado en el sistema de inventariado.

5. Da las instrucciones adecuadas:

Crea un orden lógico para el recuento y supervisa el proceso de inventario en todo momento. Tu equipo de trabajadores debe tener una lista de lo que necesita ser contado y lo que debe estar en el almacén para que puedan verificar el trabajo de los almacenistas.

Al mismo tiempo, si tu inventario va a durar mucho tiempo, puede ser conveniente programar descansos para mantener frescas las mentes y los ojos de todos para que no cometan errores.

6. Abrir y contar absolutamente todo:

Tu proceso de inventario debe tener como objetivo entregar lecturas lo más cercanas posible al 100%, lo que significa que no se debe estimar ni adivinar ningún número. Asegúrate de registrar cualquier discrepancia entre los recuentos enumerados en tu hoja de inventario y la cantidad de artículos que contó, así como también los cuadros mal etiquetados o empaquetados para el control de calidad.

No se debe estimar ni adivinar ningún número. Hay que contar absolutamente todo.

7. Desarrolla formas de disminuir el inventario robado, roto o de venta lenta:

Durante tu proceso de inventario, es posible que en realidad no encuentres los artículos que creías que estaban en el almacén o que encuentres muchas otras cosas de las que no tenías conocimiento. También puedes notar que algunos artículos simplemente no se están vendiendo. Con estos datos en la mano, puedes comenzar a intercambiar ideas sobre cómo aumentar las medidas de seguridad para protegerte contra los ladrones, mejorar las políticas de almacenamiento para frenar el comportamiento imprudente e implementar nuevas estrategias de venta.

Hasta aquí nuestros consejos sobre cómo hacer bien un inventario de empresa que esperamos que sean de gran ayuda. Tiempo Laboral.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad